sábado, 14 de marzo de 2015

Cura de Ars Sobre las Tentaciones

SOBRE LAS TENTACIONES

Sermón del Santo Cura de Ars


El Santo Cura de Ars nos habla en su sermón: "Sobre las Tentaciones" acerca de esas pruebas que Dios Nuestro Señor permite sean puestas a todos los hijos de Adán y Eva,  para hacerles saber que sin Dios nada pueden, para resistirlas si no queremos ir al infierno, para combatir vigorosamente y así poder ir al cielo haciendo la voluntad de Dios. Dios permitió que el mismo Señor Jesucristo fuese tentado por Satanás como Hombre, fue arrebatado por el espíritu infernal en dos ocasiones para ser tentado: así nos mostró Jesucristo como debemos resistirnos para no ser seducidos por el demonio y evitemos caer en pecado haciendo lo que Dios nos prohíbe.



Las Tentaciones de Cristo


Dios permite la acción del demonio en los seres humanos para que resistamos evitando el pecado, avancemos en la virtud, pidamos la ayuda de Dios y así Él no auxilie con su gracia para salir victoriosos en las tentaciones. De esa forma seremos más gratos a Dios y tendremos un premio en el cielo por mantenernos fieles a sus Mandamientos. Dios es Santo y nos quiere santos, si evitamos toda ocasión de pecado nuestra alma se irá fortaleciendo con la virtud, de otra manera seremos víctimas del pecado y el demonio se irá apoderando de nuestra alma y voluntad debilitadas.

Dios nos da Mandamientos para que los cumplamos haciendo lo que nos pide, nos santifiquemos y podamos ir al cielo con nuestras almas puras y limpias de pecado. El demonio quiere lo contrario: quiere perdernos haciendo que desobedezcamos a Dios, que lo ofendamos con el pecado, lo despreciemos y vayamos al horrible infierno donde el condenado no es más hijo de Dios ni amado por Él.

Sin la ayuda de Dios, sin sus santas inspiraciones siempre triunfa el pecado. Nuestra naturaleza esta corrompida por el pecado original, somos hijos de maldición al tener esa nefasta inclinación hacia el mal que nos lego la desobediencia de nuestros primeros padres a Dios . El mundo con todas sus vanidades y la influencia negativa de otros en nuestras vidas nos puede orillar al pecado. Además, esta Lucifer que juró nuestra perdición eterna para así lastimar a Dios por medio de nosotros, el demonio puede facilitar nuestra caída en el pecado. Pero Dios no nos abandona, nos ayuda con su gracia y con ella sola es suficiente para mantenernos fieles a Él. Dios permite que seamos tentados por Satanás, pero no nos da tentaciones más allá de nuestras fuerzas.

Si estamos en el camino de la virtud no creamos que ya tenemos nuestra salvación segura. Hay tentaciones demasiado fuertes que el demonio puede inducirnos, de tal manera que si analizamos nuestra situación en una de ellas no nos sintamos con fuerzas suficientes para resistirla. Es cuando más debemos encomendarnos a Dios y pedir su ayuda, el nunca nos abandona y quiere nuestra salvación eterna. Hasta los hombres más santos se han visto llenos de tentaciones, que sin la ayuda de Dios no podrían resistirlas.

Contrario a lo que podamos pensar, los pecadores que son víctimas de los vicios y de las pasiones, aquellos que viven siempre pecando, son lo que menos son tentados por Satanás. Porque ya el demonio los tiene como presa segura y no busca matarlos, para que con sus costumbres pecaminosas y malos ejemplos le lleven a él a otros haciendo lo mismo. Así, Lucifer se asegura de tener más almas para él. Los devotos del demonio, por el pecado,  son los menos atormentados por él en esta vida, pero al terminar serán arrojados en los suplicios infernales y ahí serán los más castigados por preferirlo a él, el demonio se encargará de que se arrepientan de eso y los condenados nada podrán hacer para cambiar su horrible destino.

Para leer el e-book, imprimir o descargar el archivo pdf, del Sermón del Santo Cura de Ars: "Sobre las Tentaciones", dar click en el siguiente enlace:



Para ver el video del Sermón del Santo Cura de Ars: "Sobre las Tentaciones", dar click en la siguiente imagen:



VIDEO: